martes, 16 de enero de 2018

¿Insoluble o irresoluble?

Esto de intentar ser lo más preciso posible en el uso de la terminología científica tiene sus riesgos. Incluso de hacer el ridículo. Menos mal que ser curioso por naturaleza y tener acceso permanente a la web facilita mucho la faena. 

Hoy he terminado de leer una novela cuyo autor es académico de la lengua. En un momento determinado aparece el diálogo que se ve en la imagen, en el que se afirma que no hay ningún problema insoluble.


Cuando lo leí, la deformación profesional me llevó a pensar que era una colada importante, al confundir insoluble con irresoluble. Claro, los problemas se resuelven, y si no es posible hacerlo, son irresolubles.

¿Y qué pinta entonces el término insoluble? Sobre todo, teniendo en cuenta que el significado al que estamos acostumbrados es que no se puede disolver: el mármol es insoluble en agua.

Consultado el diccionario de la RAE, se admiten dos acepciones para el término insoluble: que no se puede disolver y que no se puede resolver.


Eso sí, que conste que todas las veces que leo el párrafo se me representa el problema como un pedrusco de río que no se puede disolver. 

Y para terminar de liarla, según la Iglesia Católica, el matrimonio es indisoluble,  que supongo que también significará que no es posible su disolución (en este caso, separación).

lunes, 15 de enero de 2018

¿Mito o timo?

Una de las historias que más se comenta entre los conductores es que el velocímetro de los coches marca una velocidad superior a la que realmente lleva el automóvil, del orden de 3 o 4 km/h. Y eso viene muy bien para ajustar los límites de velocidad, no pasarse y evitar más de una multa por ir demasiado rápido.

Aquí tienes una parte del artículo publicado por El Periódico el 20 de octubre pasado con el título ¿Por qué tu velocímetro marca una velocidad superior a la real?


"Seguro que lo habías oído antes: el velocímetro miente. "El velocímetro marca menos velocidad de la real, no le hagas mucho caso". Pues sí, se trata de una afirmación que va más allá del mito. Y no es que tu y todos los coches a los que te hayas montado estén defectuosos, sino que, como todo, es parte del plan. El hecho es que, por ley, ningún velocímetro puede marcar una velocidad que sea menor a la que estamos circulando realmente. Es por ello que a los fabricantes les conviene añadir cifras en vez de restarlas."

En Estados Unidos y Japón se utiliza una normativa por la que la diferencia de velocidad es de un 4%. Es decir, que cuando el velocímetro marca 120 km/h, en realidad se circula a 115 km/h, un 4% menos.

¿Y esto a santo de qué viene? Pues porque hace nos días me tocó en suerte una multa por exceso de velocidad: de noche, en una autovía y yendo con el regulador de velocidad a 117 km/h, pero en una zona que estaba limitada a 100 km/h. Vi el fogonazo de la cámara de Tráfico, y a resignarse tocan. Pero cuando me llegó la notificación de la multa me indicaba que circulaba a 111 km/h. ¡Y mi coche marcaba 6 km/h más!

Así que en el viaje siguiente medí la velocidad real: en una carretera recta y horizontal, con el regulador fijo en 119 km/h y sin moverse de ese valor, tardé 2 minutos y 39 segundos en recorrer 5 km. Una simple proporción indica que la velocidad constante era de 113,2 km/h. Es decir, 5,8 km/h menos de lo que marcaba el velocímetro, y exactamente la misma diferencia que el día de la multa (117 a 111 km/h).

En resumen, que entre esa diferencia en el coche y los 7 km/h admitidos por la DGT debido al posible error de los cinemómetros que miden la velocidad de los automóviles, tengo un margen de nada menos que 13 km/h hasta llegar al nivel de ser multado: en una zona limitada a 100 km/h, hasta que el velocímetro marque 114 km/h no saltará el detector y caerá la multa.

En fin, no es un mito, pero sí un timo, porque ¿no decepciona un poco eso de circular más despacio de lo que pensabas? ¿Y para eso tienes un coche con no sé cuantos caballos?

lunes, 8 de enero de 2018

La teoría de la belleza

Después de tantos años en este trabajo, lo que más me sigue alucinando es la capacidad que tienen los chicos de sorprenderme. No sé si es que todavía soy más inocente que un zapato, que alguno de ellos está un poco destarifado, o es que simplemente son espontáneos, tienen una ocurrencia y la lanzan sin encomendarse a Dios ni al Diablo.

La verdad es que nunca me ha pasado por la cabeza recoger las barbaridades, curiosidades y tonterías que me he encontrado en trabajos y exámenes. Pero ante ésta, la tentación es demasiado fuerte. Y como no me ha pasado a mí ni tampoco en mi Instituto, he tenido que pedir que, por favor, me dejen publicar la cosa para general regocijo del personal.

Para centrar el tema, pongámonos en situación: prueba escrita de 2º de ESO (unos 13 años) y pregunta sobre el concepto de materia. 

Transcribo el guasap del 14 de diciembre pasado, enviado nada más corregir la prueba:

Una:









Me parto.

Otro:
Geniiiiial.
Adorable.
Entrañable.
Amoroso.

Yo:
Un alumno (supongo) muy inteligente!!!! Le habrás puesto un 10 sobre 5, que se lo ha ganado.

¡Para que luego hablen de la incultura de la juventud! ¡Porque más becqueriano no se puede ser! Eso sí, me encanta, y cada vez que me viene a la mente yo también me parto de risa.

jueves, 4 de enero de 2018

¿Mercurio rojo?

Hace poco estaba viendo en televisión Red 2, una película de acción para pasar el rato pero con un buen reparto (Bruce Willis, John Malkovich, Mary-Louise Parker, Catherine Zeta-Jones, Anthony Hopkins y Helen Mirren), en la que entre tiro y tiro se habla de un explosivo llamado mercurio rojo. Ahí me saltaron las alarmas: ¿pero qué es eso de mercurio rojo?

Buscando en la web, resulta que hay bastantes entradas con esta referencia, demasiadas para tratarse de una sustancia que NO EXISTE, que simplemente es una leyenda. Tres ejemplos para ver de qué va la historia y para que quede claro que no hay que creerse ni la mitad de la mitad de la información que hay subida a la web.

"El mercurio rojo es una sustancia ficticia de composición incierta, supuestamente empleada en la creación de bombas nucleares, así como en una diversidad de sistemas de armamento sin relación alguna. En realidad no existe tal sustancia.

Se supone que es yoduro de mercurio, un polvo de color escarlata, venenoso, inodoro, insípido e insoluble en agua, que se vuelve de color amarillo cuando es calentado a más de 126°C debido al cambio termocromático en su estructura cristalina." (Wikipedia)



---------------------------------------

"El mercurio rojo es el santo grial de los terroristas. Desde la Guerra Fría lo han tratado de conseguir para borrar del mapa poblaciones enteras y ganar así sus guerras con el mínimo esfuerzo. El Estado Islámico

no ha sido ajeno a esta fiebre y está dispuesto a pagar hasta US$ 5 millones por este componente de una letal bomba sucia, de acuerdo con el diario The New York Times.” (El Comercio).

                                                     ---------------------------------------


"En marzo de 2002 expertos en terrorismo publicaron una información según la cual Sadam Hussein había obtenido mercurio rojo del mercado negro y se lo había entregado a Al Qaeda con el objeto de fabricar bombas atómicas de pequeño tamaño, que podrían transportarse a cualquier lugar del mundo sin mayor problema. Ésta fue una de las muchas y falseadas informaciones utilizadas para justificar la invasión de Iraq.

Según la leyenda, esta sustancia se obtiene al mezclar mercurio en estado puro y óxido de antimonio mercurio, lo que produciría una reacción en cadena que conduciría a una explosión de gran potencia radioactiva. La clave de esta sustancia es que una bomba de fusión fabricada con ella no necesitaría ser más grande que una pelota de tenis para provocar una onda expansiva superior a la de las actuales bombas nucleares. Y, para mayor interés, podría elaborarse de una forma sencilla y muy económica. Tras la caída de la URSS y especialmente en los años 90 se desarrolló toda una red de tráfico de mercurio rojo en el mercado negro."
(Hammurabiseye)

martes, 2 de enero de 2018

Ultravioletmanía

Como ya hay un día y un año para celebrar casi todo, al Pantone Color Institute no se le ha ocurrido nada mejor que proclamar al ultravioleta como el color del año 2018. Miguel Barral recoge la noticia en el suplemento Tercer Milenio del Heraldo de Aragón el día 14 de diciembre. 

Lo gracioso del caso es que el color ultravioleta no es tal color, ya que es inapreciable por el ojo humano. Eso sí, la designación tiene truco, ya que el denominado en la escala Pantone como '18-3838 ultra violet' es en realidad un tono de púrpura o malva. Un color, por otra parte, investido de historia y de química, como puedes leer en el artículo citado. 

Y hablando de colores, en la imagen tienes a Prince versioneando en directo "Purple rain", uno de sus grandes éxitos, en tono púrpura.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Una canción para la Navidad

¿Pero cómo es posible que alguien a estas alturas se haga semejante pregunta? ¡Pero si la respuesta es evidente! No hay más que ir a cualquier centro comercial, poner la radio o ver la televisión, y el "Noche de paz" gana por goleada.

El caso es que el Heraldo de Aragón publica hoy una noticia en la que se dice que "varios científicos, musicólogos y artistas han dado con la fórmula perfecta para crear la canción de Navidad más feliz, para enganchar incluso a aquellos que detestan esta época. 'Love's not just for Christmas' ('El amor no es solo en Navidad') es el título de este 'hit' navideño que se ha diseñado pensando en las compras propias de estas fechas. Ha sido un grupo de centros comerciales británicos quienes han encargado el proyecto, en el que han participado los compositores Harriet Green y Steve Anderson, además del musicólogo del Berklee College of Music en Boston Joe Bennett."

Joe Bennett ha analizado las 200 composiciones más exitosas de todos los tiempos y, de sus conclusiones, ha surgido este tema. Así, concluyó que, para el gusto de los clientes, todas eran bastante parecidas y que la combinación más atractiva para una canción navideña es aquella que tiene un tempo 4/4, en la escala mayor de la nota A y de la nota Do, acompañado por los sonidos de campanillas."

Aquí la tienes. A ver si estás de acuerdo con eso que dice el titular del artículo: "La ciencia lo confirma: así es la canción perfecta de Navidad".


A mí los villancicos me parecen más bien sosones, y sobre todo por saturación en este mes de diciembre (la cancioncilla anterior tampoco me dice mucho, la verdad). Pero puesto a elegir, me quedo con el "Noche de paz, noche de amor", dónde vas a parar.

Que conste que el "Stille Nacht, heilige Nacht" es una conocida canción de navidad austriaca, compuesta originalmente en alemán por el maestro de escuela y organista austriaco Franz Xaver Gruber, mientras que la letra fue realizada por el sacerdote austriaco Joseph Mohr. Se interpretó por primera vez en 1818, así que tiene solera para dar, vender y regalar.

Pero puestos a ser sincero de verdad de la buena, el villancico que me encanta es el Silent night (la versión yanqui del Noche de paz). Pero no la cantada por un coro cualquiera, no: la que me chifla es la que han tuneado a partir de Star Wars, con Chewbacca gruñendo en wookie de principio a fin.

Por cierto, si ves el vídeo a pantalla completa podrás leer los subtítulos, que no tienen desperdicio.

¡Y ahora todos a disfrutar del espíritu navideño!


lunes, 18 de diciembre de 2017

¿La Tierra es plana?

Aunque parezca mentira, todavía hay quien piensa que la Tierra es plana Sin ir más lejos, transcribo una parte del artículo publicado el 3-12-2017 en el Heraldo de Aragón en relación con esta barbaridad. ¡Y atención a las teorías conspirativas!


Mapa de la Tierra plana dibujado por el profesor Orlando Fergusson, de la Universidad de Dakota del Sur, en 1893

"Fue una de esas tormentas de Twitter, que dejan poco poso pero muchas risas. El astronauta español Pedro Duque retuiteaba una publicación del youtuber Oliver Ibáñez, quien afirmaba que la Tierra es plana. "Me pregunto si hay alguien que se cree de verdad que la Tierra sea plana. No como broma", destacaba el astronauta. "Alucino que haya un youtuber en español con 88.000 inscritos sobre este tema...". La sorpresa vino después, cuando Ibáñez replicó a Pedro Duque y quiso dejarlo en evidencia al asegurar que "la Tierra es plana porque así lo demuestra el método científico". Lo que Ibáñez parecía ignorar es que Pedro Duque ha estado dos veces en el espacio. Y ha visto la Tierra tal y como es. "Aún así poco le importará a ese youtuber o a otros seguidores de las teorías de conspiraciones. No importa lo tozuda que sea la realidad, ellos afirman tener la razón", destaca el divulgador Miguel Ángel Sabadell, colaborador en medios aragoneses y azote de los defensores de las pseudociencias. "Por lo general, todos somos un poco conspiranoicos, pero actualmente hay una enorme ola de blogueros, youtubers o incluso expertos que defienden todo tipo de teorías: que nunca hemos estado en la Luna, que Lady Di fue asesinada, que el club Bildelberg domina el mundo, que los gobernantes son en realidad reptiles extraterrestres...".

En opinión de Sabadell, "creer en una conspiración es cuestión de fe. Da igual los informes que se publiquen, no importa que Scotland Yard, por ejemplo, haya realizado una investigación durante años que demuestra que la muerte de Lady Di fue un accidente. Los que están convencidos de que fue asesinada seguirán creyéndolo. Además ahora, como el eco es mayor en las redes sociales, los seguidores encuentran todo tipo de páginas y opiniones, algunas incluso de profesores unversitarios o expertos. Pero es que creer en una conspiración no está relacionado con el nivel cultural o académico. Una persona puede tener estudios universitarios, ser excelente en su campo y, sin embargo creer una conspiración".

El youtuber Óliver Ibáñez, que defiende también que la Luna no es un satélite y que Melania Trump en realidad es reptiliana, ha publicado incluso libros, que son superventas en Amazon. Su teoría de que la Tierra es plana forma parte de una corriente de pensamiento que tomó fuerza a mediados del siglo XX. Aún existe la ‘Flat Earth Society’ (Sociedad de la Tierra Plana), creada en el Reino Unido en 1956. Defiende que la Tierra es un disco plano centrado en el polo norte y rodeado por un muro gigante de hielo, que sería la Antártida. La Luna y el Sol estarían a 4.800 kilómetros y lo que denominan ‘cosmos’, a 5.000 kilómetros. ¿El principal argumento?_Que tanto "la Biblia como los sentidos" así lo demuestran."

lunes, 11 de diciembre de 2017

¿Es peligroso utilizar el móvil en las gasolineras?

Este es una de las recomendaciones que hay en todas las gasolineras: apagar el móvil, prohibido usar el móvil, etc. Y como además de vez en cuando vemos en TV o a través de Youtube vídeos con unas explosiones impresionantes, la cosa parece estar clara. Pero resulta que de eso nada: la culpa es, en todo caso, de la electricidad estática. 

Aquí transcribo una parte del artículo publicado por Fernando Gomollón el 11 de abril de 2017 en el Heraldo de Aragón en el que aclara este lío.

"Igual a vosotros no os ha pasado nunca. Pero yo cada vez que voy a poner gasolina me sorprendo al ver una señal amenazante que me prohíbe usar el teléfono móvil. Que prohíban fumar, vale, yo tampoco acercaría un mechero a algo que prende tan rápido como la gasolina, pero, ¿tiene sentido que no nos dejen usar el móvil? ¿O acaso es una leyenda urbana que ha calado muy, muy hondo? Aquí llega El Desmitificador (irritante musiquilla de chiflo) para aclarar el asunto.

En este caso no me queda otro remedio que empezar el artículo con una advertencia legal: está prohibido usar el móvil en una gasolinera por el artículo 115 del Reglamento General de Circulación. El teléfono te distrae y estás en un sitio donde circulan coches. Así que, ojito, nada de ponerte a responder whatsapps mientras repostas. Pero, ¿es realmente peligroso? ¿Puede incendiarse el coche si atiendo una llamada mientras lleno el depósito?

Lamento decepcionaros profundamente. No, no es peligroso, y no vais a causar ningún incendio si os ponéis a jugar al Candy Crush mientras llenáis de gasolina vuestro utilitario. "¡Pero un día vi un vídeo en Youtube que…!". Mentira cochina. Es cierto que puede incendiarse el depósito mientras repostamos, pero tiene muy poquito que ver con los móviles. Tal y como explicó Daniel Torregrosa (@DaniEPAP) en este artículo, la única y remota posibilidad de que un móvil genere una chispa es que se produzca un fallo en su batería. Así que salvo que llevéis el nuevo Samsung Galaxy (¿puedo decir marcas?), no hay de qué preocuparse.

¡Atención al minuto 1:05!

La culpable de estos espectaculares incendios también tiene la culpa de que os despeinéis al quitaros el jersey de lana que os regaló la suegra por Navidad: la electricidad estática. Ella es la única responsable de que puedan saltar chispas al repostar. Pero de algún modo se las ha ingeniado para que nosotros, inútiles humanos tecnófobos, culpemos a los teléfonos móviles.

Pero que no cunda el pánico. Podemos ganarle la batalla fácilmente y, por fortuna, los incendios en gasolineras son altamente improbables. Es verdad que podemos salir del coche cargados de electricidad estática de la manera más tonta: basta con que, por ejemplo, hayamos frotado un poco los pies en las alfombrillas. Pero ‘descargarse’ es fácil. Para ello, basta con bajar del coche y tocar algo metálico antes de agarrar la manguera. Lo más sencillo, y lo que probablemente tengáis más a mano, es tocar la carrocería del coche.

Es sorprendente cómo, dentro de lo raros que son, este tipo de accidentes ocurren con más frecuencia en personas jóvenes y en Estados Unidos. Podréis pensar que es una soberana tontería, pero, como todo en esta sección, tiene su explicación científica. Los jóvenes, más ágiles, apenas se apoyan en el coche al salir. Las personas mayores necesitan agarrarse a algún sitio y así, sin quererlo, se descargan. Y la elevada frecuencia en EE. UU. la explica un mecanismo de bloqueo que tienen las mangueras de ahí, para que puedas ir a dar una vuelta (o a pagar, o al baño) mientras repostas. En esos paseos puedes cargarte de electricidad estática sin quererlo y, a la vuelta… ¡sorpresa!"

lunes, 4 de diciembre de 2017

Un material que camina solo

Parece increíble, pero esta máquina, que tiene el tamaño de un clip, puede transformar la energía luminosa en energía cinética directamente, ya que cuando es iluminada puede dar pequeños pasos, desplazándose a una velocidad de 0,5 cm/s.

Es la primera máquina del mundo capaz de hacer esto, y todo se debe a la contracción y expansión de sus moléculas cuando la luz incide en ellas. Los científicos que la han desarrollado piensan que puede servir, entre otras cosas, para transportar pequeños objetos a lugares inaccesibles. ¡Casi da miedo pensar en lo que se puede conseguir con esta nueva tecnología!


lunes, 27 de noviembre de 2017

El día del maestro

El caso es que hoy 27 de noviembre es San José de Calasanz y se celebra el día del maestro (¡qué manía con que las celebraciones tengan el santoral por detrás!).

Y para celebrarlo en Google han hecho un gif animado de lo más resultón, con Matemáticas, Música,  Astronomía, Biología, y .... Química.