sábado, 19 de noviembre de 2016

El motor eléctrico más sencillo

Es muy fácil de construir y tiene un  funcionamiento espectacular. Eso sí, para explicar por qué gira la bobina hay que esperar a 2º de Bachillerato, pero se puede ver ya en 2º de ESO para visualizar la interacción entre la electricidad y el magnetismo.

Solamente necesitas un soporte, una pila de 1,5 voltios, dos imperdibles, un imán de neodimio, papel de cello para sujetar los imperdibles y la pila, y construir una bobina de hilo de cobre que tenga unas 20 espiras. Los ganchos de los extremos sirven para que la bobina se sujete dentro de los agujeros de los imperdibles y pueda girar libremente sin caerse.


viernes, 18 de noviembre de 2016

Contaminación lumínica

Aunque no es el tipo de contaminación que más preocupa, no deja de tener su importancia, sobre todo porque se malemplea una enorme cantidad de energía eléctrica iluminando lo que no necesita luz. Solamente hay que fijarse en las imágenes nocturnas de Europa vía satélite, en las que se ven las grandes urbes como enormes focos de luz.














Una de las formas de reducirla es procurar utilizar lámparas de iluminación callejera de alta eficiencia energética y que proyecten la luz exclusivamente hacia abajo. Lo que sucede es que eso es poco habitual todavía en nuestras calles. Por eso sorprende ver cómo se van colocando lámparas con luces LED y que además enfocan la luz correctamente. Fíjate en la imagen, tomada en Vinaroz hace unos días: incluso la lámpara está protegida por el balcón situado encima de ella.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Crystal birth

Siendo académico, tendría que decir que se trata de ver la electrodeposición de varios metales (Cu, Ag, Bi, Zn, Sn y Pb) por reducción electrolítica. Pero no, lo que os digo es que observéis qué cosa más preciosa: ver cómo se van formando los cristales metálicos siguiendo patrones regulares muy diferentes según sea el metal resulta casi mágico (y mis amigos saben que la magia me chifla).

Así que dejaos de reacciones redox y de transferencias de electrones, y ¡a disfrutar, que son tres minutos!

lunes, 14 de noviembre de 2016

De básculas y balanzas


¿Pero son lo mismo o no? ¿En qué se diferencian, si lo hacen? 

En realidad el asunto es bastante sencillo, porque el matiz está en que las balanzas se refieren a aparatos que miden masas pequeñas, mientras que el nombre de báscula se utiliza cuando se miden masas grandes: la balanza de laboratorio (sea digital o de brazos), y la báscula del cuarto de baño o de la farmacia.

Y hablando de básculas de farmacia: hace poco encontré la de la imagen en una casa rural de Carenas (Zaragoza). Absolutamente preciosa y en perfecto funcionamiento, como puedes ver en las imágenes.

Fíjate en el mecanismo para medir el peso, desplazando las pesas a lo largo de las barras horizontales hasta que la aguja de la derecha se alinea y entonces se lee el peso del objeto.